Latest Entries »

Imagen

         En Bolivia, la mayoría de la gente que vive en la cárcel han entrado por narcotrafico. En Bolivia, la producción de coca es legal, y su venta también, pero para poder producir coca hay que declararlo, tener un permiso. Si la persona no la hace, la coca se convierte en coca ilegal. Entonces el que vende coca sin tener un permiso, esta vendiendo coca dicho ilegal. Cuando uno dice han entrado por narcotrafico, tiene que entender que se trata del proceso del principio al final, o sea que no un padre puede haber entrado por producir coca ilegal, y otro por haber llevado cocaína en un lugar por ejemplo.

          Recién salió a la luz algo terrible que pasó en la cárcel de San pedro en la Paz donde un niña fue violada varias veces por su padre, su tío y su padrino. Esto hizo un escándalo con la prensa y el ONU, el UNICEF etc. Estas organizaciones empujaron el gobierno para que salgan a estos niños presos de la cárcel, porque sabían que hay mas casos como estos, solo que no se sabe ya que no hay muchos guardias en las cárceles y por eso hay poca seguridad. En Bolivia, los narcotraficantes y los ladrones viven al lado de los violadores y de los asesinos, no es como en Francia donde el preso se manda en un tipo de cárcel en relación con su delito. Aquí, el preso ira donde la cárcel más cerca. La cárcel solo se divide en dos partes: la cárcel de las mujeres, y la de los varones.

         Ahora el gobierno esta llamando organizaciones como el CAICC, para tener consejos, y para ser guiados, porque no saben donde poner estos niños. La verdad es que no hay suficientes sitios para acoger a estos niños, se tendrían que construir mas hogares para ellos, pero igual los padres no tendrían dinero suficiente para pagar este hogar. El problema verdadero es que el gobierno no quiere invertir en este campo, porque no van a beneficiar de esto, sino que van a perder dinero. Pero quizás que la presión de la ONU y de las otras organizaciones podrá hacer que actúen… Ojala… Lo mejor seria construir un hogar pegado a las cárceles para que los padres y los hijos puedan verse bajo la vigilancia de más guardias!

          Yo me he ido de Bolivia con esta situación, así que no sé lo que va a ser de ello, estoy muy preocupada para estos niños que viven en las cárceles y que un día, y no se sabe cuando, van a tener que salir, pero no sabemos para donde…

Advertisements

En este video contesto a varias preguntas:

* Qué hacer con tus minifondos?
* Qué proyecto puedo llevar a cabo?
* Como llevarlo a cabo?

En este video sabras todo sobre el CAICC y también sobre lo que te tocara hacer en el CAICC

           Imagen

 Historia: 

     La historia del CISS empezó en 1993, gracias a la canadiense: Isabel Roger que tenía un amigo suyo en la cárcel de varones de San Sebastian. Se fijó en la cantidad de niños que estaban viviendo en la cárcel y decidió actuar. También se fijó en que unos estaban enfermos, mal nutridos y que había poca higiene etc. Entonces habló de esto a dos amigos suyos y voluntarios españoles: Beatriz Olmos y Adolfo Aburdes, y juntos decidieron llevarlos de paseo.

       Al principio había unos 10 niños y niñas, y les llevaban a la Coronilla (un monte en Cochabamba) donde jugaban, merendaban, dibujaban etc. Los padres vieron que sus hijos llegaban felices, y entonces  iban mandando cada vez mas a sus hijos. Como el numero de niños estaba siempre creciendo, pidieron ayuda a la hermana Stefania De Amanecer para tener un ambiente, una sala para acoger a estos niños. Pero, venían cada vez más niños y la sala se hizo pequeña cuando llegaron a los 80 niños. Entonces en 1994, alquilaron una casa en la Calle Hamiraya y llamaron la guardería: Escuelita San Sebastian por el nombre de la cárcel. Acogían niños de los 1 a los 13 años.

         Cuando llegaron a los 100 niños decidieron hacer grupos por edades, y oficializar la Escuelita San Sebastian: en 1997, solicitaron un permiso al gobierno que se llama “resolución administrativa y personería jurídica”, para que sea legal la asociación, para que pueda funcionar la asociación, bajo el nombre de Escuelita San Sebastian. En 2007, decidieron crear un grupo para los niños de los 1 a los 5 años, el cual llamaron el CISS “Centro Infantil San Sebastian”, y otro grupo para los de los 6 a los 17 años para darles un apoyo escolar, y lo llamaron el APRE “Apoyo y Reforzamiento Escolar”. Llamaron el conjunto de éstos dos CAICC “Centro de Apoyo Integral Carcelario y Comunitario” .

             Se creó el APRE, porque luego, los niños de seis años empezaron a querer venir también a la guardería y los voluntarios se dieron cuenta que los niños de más de 6 años necesitaban ayuda también sobretodo en cuanto a la escuela, ya que en la cárcel no es un lugar muy favorable para hacer las tareas. Para que el APRE sea legal hicieron también la “resolución administrativa y personería jurídica”.

 

Financiamiento:

      El CAICC consiguio tener una ayuda del gobierno para la comida, beneficia de becas alimenticias. Buscando fundos para abrir el centro, los voluntarios consiguieron también la ayuda de las organizaciones de:

  • Tierra De Hombres Holanda (TDHH)

  • Tierra De Hombres Suiza (TDHS)

  • Tierra De Hombres Alemania (TDHA)

         Se trata de una organización sin ánimo de lucro que colabora con la federación internacional tierra de hombres. TDHH se encuentra en Holanda pero tiene su fundación aquí en Bolivia. Ellos ayudaron a pagar los alquileres del APRE y del CISS, también a pagar los sueldos de las educadoras. La Fundación Educativa  Arnoldo Schwimmer (FEAS) donaron un bus a la asociación hace 10 anos para recoger a los niños y para evitar que pagaran los niños el bus para ir. Eso permitió que más niños vinieron al CAICC. También el FEAS pagó para el mantenimiento, el arreglamiento del bus, para el diésel, y para el sueldo del chófer. Pero hace seis años acabaron de dar fundos. Con la última donación pintaron el bus, pusieron asientos y quitaron los bancos para que sea más
seguro el bus.

        En 1997 todas las organizaciones de TDH se retiraron por cambios de políticas de acción: Suiza (daba casi la mitad del dinero), Holanda y Alemania ( daba casi la otra mitad del dinero). En aquel tiempo quedaban solamente 3000$, lo que corresponde a tres meses de vida para la asociación. Fue un momento critico para ella porque había que decidir si querían seguir viviendo 3 meses más y cerrar o hacer un plan estratégico y intentar salvar la asociación. Decidieron intentar salvarla por suerte!!!! Hicieron un plan estratégico con un arquitecto, especializado en planes estratégicos, y intentaron buscar otros fundos y enviaron el proyecto del APRE a Global Fundation Children (GFC) y aprobaron el proyecto, y desde entonces pagan los sueldos de las dos educadoras del APRE y del trabajador social. Y para pagar el bus ahorran sobre todo, se sirven también de los minifondos de los voluntarios de Bolivia Sostenible, pagan con la receta del pan. 

Los Proyectos del CAICC

images (1)

       El centro tiene muchos proyectos, pero por falta de dinero no vieron la luz todos, por suerte los más importante si. Tres grandes proyectos fueron llevado a cabo para ayudar a estos niñospresos: 

* EL CISS: “Centro Infantil San Sebastian”,
es la guardería para los niños de los 1 a los 5 años. Tiene tres niveles: pre inicial, pre kinder y kinder.  Hay tres educadoras y 56 niños.

Imagen

*EL APRE: “Apoyo y Reforzamiento Escolar”:

Es un centro para los niñosde los 6 a los 18 anos. Tiene dos niveles: la sala de menores (6 a 10 años) y una sala de mayores ( de 11 a 17 años) pero dos educadoras y 80 niños, más o menos 40 por la mañana, y 40 por la tarde. Es también donde se halla la oficina del CAICC, en la cual hay la directora / psicóloga, la contable, y el trabajador social.

Imagen

 

* LA PANADERIA “Con las manos en la masa”:

es un nuevo proyecto para auto-financiarse que cumplirá un año en septiembre 2013. Hay una panadera que trabaja solo por las mañanas, y solo cuando el CAICC esta abierto es decir del lunes al viernes.

Imagen

Imagen

          El objetivo principal del CAICC es él de ofrecer a los niños un buen lugar para poder crecer. De aportarles referencias, valores y un ambiente estable para su vida. La organización desea ser una luz de esperanza para estos niños y ayudarles a desarrollar su autoestima, descubrir su potencial, y por supuesto desarrollar y fomentar la alegría de vivir, por eso su lema es “por más sonrisas libres”.

         Quieren simplemente el bienestar físico y mental de los niños. Por eso, ofrece una atención médica gratuita: tienen un doctor que viene cada semana para revisarlos, también tienen dentistas, una psicóloga y un trabajador social que habla con las familias y que actúa como un vinculo entre la cárcel y el CAICC. Gracias al trabajador social, los padres saben todo lo que pasa en las escuelas.

         Otra meta, es la enseñanza bíblica que unos religiosos dan cada martes, cantan canciones que hablan de la religión, ven películas y leen historias que cuentan y ilustran la religión.

       También hacen pósteres sobre valores, como éste por ejemplo. Y cada mes hablan de un tema: puntualidad, honestad, sexo, amor etc. Imagen

      El centro ofrece también actividades lúdicas (en particular durante las vacaciones), una dieta equilibrada y variada, se asegura de que los niños hagan sus tareas, pasan sus exámenes y que vayan al colegio llevándoles con su proprio autobús que los recoge cada mañana y cada tarde y que les lleva a la escuela. También un objetivo muy importante del CAICC son los valores: les enseñan que golpear a una mujer no está bien, que tampoco una mujer puede golpear a su marido, que está mal robar, mentir, pelear con los otros niños, que no hay que ser “picaflor”, que hay que ser fiel, sincero, amable etc. Les aprenden a creer en ellos, a superar sus limites, a respetar a la gente, a compartir con los otros niños etc. En suma, les aprenden a ser una buena persona. 

   
Imagen

          El CAICC existe desde 18 años, y nació gracias a voluntarios. Es el primer centro en Bolivia que acogió niños viviendo en las cárceles. Ahora, hay muchos otros centros, y hay también hogares que son como orfanatos. Pero, los padres tienen miedo de mandar a sus hijos en hogares, prefieren que vivan en las cárceles con ellos, porque no tienen confianza en la gente de los hogares, tienen miedo que los educadores sean violentos, o que abusan sexualmente a sus hijos, lo que ya pasó en unos hogares. Eso es la razón por la cual se quedan con sus padres, pero también la verdad es que no saben donde mandar a sus hijos porque afuera no tienen siempre alguien sobre quien apoyarse para cuidar a sus hijos. Existe una ley en Bolivia que permite que los niños estén en la cárcel hasta los seis años, pero hay niños de más de seis años que están viviendo en las cárceles. Bolivia carece de control en las cárceles, y por eso esta ley no está respetada. En general, se quedan hasta los 11/12  años y van a vivir con un pariente porque ya son mayor y no quieren más quedarse a vivir en la cárcel porque no es cómodo, ni es un lugar agradable y muy alegre.

              El hecho de que en Bolivia los niños puedan vivir en las cárceles, es muy criticado, sobretodo por las organizaciones mundiales como la UNISEF, la ONU o la OACNUDH1, porque Bolivia es el único país donde niños viven en las cárceles con sus padres de manera ilegal (leer post sobre la polémica de los niños presos).

          El hecho de que los niños vivan en las cárceles, tiene dos aspectos que el CAICC defiende:

  • Un aspecto favorable: porque así siguen viendo a sus padres, y no se rompe el vínculo familiar. Porque aquí en Bolivia la familia es muy importante. Además, hay que saber que cuando uno entra en la cárcel, puede esperar años antes de tener una sentencia, primero porque la mayoría de los presos no conocen sus derechos, y no saben como intervenir con la justicia. También, hay mucho retraso con la justicia, así que tienen que esperar su “turno”. A veces la sentencia final revelara que la persona es inocente y habrá pasado 2 o 3 años en la cárcel… Por esta razón, el hecho de que puedan vivir en las cárceles, es favorable, sobretodo porque cada niño necesita a sus padres para recibir amor y cariño de ellos.

  • Un aspecto desfavorable: porque la cárcel no es un lugar seguro, hay riesgos de violencia y de abusos, como pasó recién en la cárcel de San pedro en la Paz donde un niña fue violada varias veces por su padre, su tío y su padrino2. No hay muchos guardias en la cárcel y por eso hay poca seguridad (leer post sobre la polémica de los niños presos). En Bolivia, los narcotraficantes y los ladrones viven al lado de los violadores y de los asesinos, no es como en Europa donde el preso se manda en un tipo de cárcel en relación con su delito. Aquí, el preso ira donde la cárcel más cerca. La cárcel solo se divide en dos partes: la cárcel de las mujeres, y la de los varones. Cuando los dos padres están encarcelados, los niños suelen vivir en la cárcel de las mamas, donde hay menos violencia y menos riesgos. La mayoría de los padres de los niños del CAICC, han entrado en la cárcel por narcotráfico, por vender hojas de cocas ilegales, por ser tragones (los que tragan capsulas de cocaína y que llevan la droga así). Pero unos padres entraron por asesinato, o por pegar a su mujer etc. Por estas razones no es seguro para los niños vivir en las cárceles.

         El CAICC, no sólo se encarga de ayudar a los niños, sino que también ayuda a los padres a mejorar, y les enseña tras talleres, que da la directora Verónica, a ser mejor, a valorizarse, a autoestimarse etc. De una cierta forma, son talleres de buen comportamiento, como portarse bien en la sociedad, como van a mejorar su vida cuando van a salir de la cárcel, qué trabajo van a poder hacer etc. Estos talleres son una forma de buscar otro rumbo para ellos y sus hijos. Es en cierto modo una reeducación de los padres.

 

1 La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

 

                                « EL CAICC no es una escuela, es una forma de vivir »

Image

          El CAICC, Centro de Apoyo Integral Carcelario y Comunitario, es una asociación que trabaja con niños de 1 a 18 años. Es un centro que apoya a niños cuyos padres han estado encarcelados, o que han salido de la cárcel, o también cuyos padres han migrado, por la mayoría a España , o cuyos padres tienen problemas como el alcoholismo o niños cuya familia es disfuncional. Pero el CAICC apoya también a niños de la comunidad.

El CAICC ayuda con cuatro ámbitos:

  • Con la alimentación, ya que los niños que viven en las cárceles, suelen tener padres pobres, así que por lo menos, tienen una alimentación equilibrada con carne, verdura, fruta y feculento.

  • Con atención a la salud, ya que en Bolivia solo hasta los dos años es gratis, luego hay que pagar. Aquí poca gente va al médico porque hay mucha pobreza, y los que viven en las cárceles no tienen suficiente dinero para mandar a sus hijos al dentista, o al doctor, ni tienen dinero para comprar las medicinas, así que el CAICC, se encarga de hacer a los necesitados una entrevista con un dentista y un doctor, y paga las medicinas.

  • Con atención a la educación, ya que en las cárceles, los padres no tienen mucho tiempo para ayudar a sus hijos a hacer los deberes porque tienen que trabajar durante el día, y a veces no saben ni escribir ni leer, o tienen un nivel de estudio muy básico, y por ejemplo, no pueden ayudarles con el inglés, así que las educadoras del CAICC, y los voluntarios se aseguran que cada niño haya hecho su tarea, y si no tiene, les damos una tarea, como por ejemplo, copias de un libro para mejorar su letra

  • Con una educación solida, y con valores muy fuertes. Se trata de hacer entender al niño que la cárcel no es su casa, y que no tiene que repetir los mismos errores que sus padres, que tiene que estudiar mucho para tener un buen trabajo. Todos los días las educadoras y los voluntarios les enseñan que hay que compartir, que no hay que pelear, que no se roba etc…  

           Además de estos cuatro ámbitos, el CAICC, fomenta la autoestima del niño con actividades deportistas (el lunes van al voleibol, y antes iban al judo), creativas (hacen artesanías para vender, hacen poesías y de hecho han hecho un libros con éstas), también con los mayores se hablan de temas como la sexualidad, la homosexualidad, la violencia conyugal etc. . Aprenden a perdonar a su prójimo, a no pelear, sino que aprenden a hablar, a resolver sus problemas hablando, aprenden a decir las cosas, a pedir disculpas etc. También, cuando hacen tonterías, las educadoras les explican porque no hay que hacer tal o tal cosa, y los castigan de manera inteligente, se focalizan en la la modificación, siempre se puede cambiar. Se trata de un enfoque más humanista con los errores. Aprenden a perdonarse, y a mejorarse. Es una educación que se hace poco a poco. En el CAICC, los niños tienen una verdadera educación, y eso les ayuda muchísimo ya que muchos niños no tienen padres responsables capaces de darle una buena educación. A las educadoras y a los voluntarios les llaman « tía »  o « tio»  porque los niños los consideran como tal, porque el CAICC es un segunda familia para ellos, y es un lugar sano, equilibrado y los ayuda mucho a crecer.

 

Para resumir, el CAICC es un soporte y su meta es apoyar a estos niños:

  • Con alimentación (desayuno o merienda y almuerzo).

  • Con un apoyo escolar con las educadoras y los voluntarios que los ayudan a hacer las tareas.

  • Con el deporte, el arte, la música que les permiten desahogarse y sentirse bien.

  • Con valores que les enseñan cotidianamente, los cuales los ayudan a solucionar los problemas y a saber lo que está bien de lo que está mal. Aprenden también a perdonar y a aceptar que el humano no es perfecto, y que uno se puede equivocar.

                                 « EL CAICC no es una escuela, es una forma de vivir »